Comer rápido pasa factura

Alimentarnos no es un placer, es una obligación. El ritmo frenético de nuestra vidas, incide directamente sobre nuestros hábitos alimentarios, tanto que en algunos casos el tiempo para comer se reduce solo a 10 minutos.

Deberíamos tomarnos nuestro tiempo para comer, pero en vez de esto, optamos por picotear algo rápido, comer frente al ordenador mientras trabajamos o simplemente, comer un sencillo bocadillo mientras caminamos hacia nuestro puesto de trabajo.

Comer rápido solo trae problemas:

  • El proceso de ingestión, digestión y absorción, resultan afectados.
  • Produce molestias gástricas.
  • Nos sentiremos menos saciados y comeremos más.

Otro problema es el tiempo que dejamos pasar entre comida y comida, si pasa demasiado tiempo tendremos tanta hambre que aparte de comer deprisa, comeremos cualquier cosa. Tenemos que ayudar al estómago a digerir y posteriormente a asimilar todo alimento que comamos, además masticando y triturando la comida correctamente, nos saciará más y no comeremos tanto.

<<Bebe tu comida y mastica tu bebida>>
Ghandi

Foto: Imagen
Anuncios

Etiquetas: , ,

About Victor Morante

Técnico en sala de musculación y nutricionista deportivo. Una dieta sin carencias para gente deportista vegana es posible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: